Bulevar y Paseo de la Costanera

El paseo está enmarcado por césped y plantas con flores; sobre un barranco se encuentran los Miradores de madera que permiten admirar la arboleda del Paseo Público, el Club Náutico, el balneario, el riacho y el laberinto de islas donde los sauces mecen sus ramas flexibles, como acariciando el río.

Al final de este sector del Paseo, los más chicos pueden disfrutar de los juegos elevados construidos con troncos.

En este lugar se encuentra la Aduana, un edificio de esmerado estilo arquitectónico donde se prestan los servicios aduaneros a una amplia región; el Organismo fue establecido a fines del siglo XIX, vistas las actividades portuarias desarrolladas en San Pedro desde aquellas épocas, por la exportación de frutos, productos y cereales.Hacia el este, atravesando la bajada al Club Náutico, encontramos un Hotel con muy bella vista del paisaje del Río y sus islas, y continuando por la calle que bordea este sector de los Barrancones, admiramos otro enfoque de la naturaleza.

El mismo se extiende hacia el nuevo Paseo del Boulevard cuya reciente apertura nos permite llegar hasta la calle Rómulo Naón, por la que se accede al sector del Puerto de San Pedro.

El recorrido de este nuevo paseo depara agradables sorpresas, tanto por la belleza del paisaje como por el agradable entorno en el que se alternan residencias con notables detalles arquitectónicos, jardines y parques.Dominando un Mirador, se alza el Monumento al Indio, macizo bloque de cemento en el cual el pintor sampedrino Don Miguel Prelato inmortalizó el recuerdo de los antiguos pobladores de la zona, en la imagen de una india querandí que mira hacia el Río, como tratando de divisar en el horizonte los presagios del futuro…



Miradores en la barranca

La vista desde los miradores es impactante. Desde este punto se observa: la laguna, el Río Paraná, sus islas y la avenida costera



Centro comercial y peatonal

Calle Balcarce entre Mitre y 25 de Mayo